Protección preventiva contra incendios en la instalación eléctrica de edificios

En el área de la ingeniería de instalaciones, las corrientes residuales en la instalación eléctrica de los edificios, en equipos tecnológicos o en las propias máquinas son las causas más frecuentes de incendios.

¿Cuál es su causa?

Los aislamientos deficientes provocados por daños mecánicos en los cables de conexión de equipos o el aislamiento frágil de aparatos y luminarias debido al calentamiento constante dan lugar a fallos de aislamiento que son una de las causas más frecuentes de incendios. Pero también una resistencia de aislamiento demasiado baja debido a la humedad o la suciedad constituye un peligro de incendio elevado. Las consecuencias de los fallos de aislamiento son muy graves. Estos no solo se traducen en un riesgo de incendio elevado capaz de poner en peligro de manera considerable a las personas, el medio ambiente y los bienes materiales. Los fallos de aislamiento también provocan costosas paradas de las instalaciones, pérdidas de datos, fallos en dispositivos informáticos y de comunicación e intervenciones de reparación no programadas y sujetas a un costo elevado.

Protección contra incendios